Cuáles son las verdaderas diferencias entre un préstamo y un crédito

La solicitud de dinero prestado, por parte de los particulares a las entidades de crédito se ha convertido en un hecho estandarizado en los últimos años, con el fin de solventar pequeños apuros o baches económicos y poder disponer de liquidez financiera en todo momento.

El auge de los créditos rápidos, es decir, la entrega de una pequeña cantidad de dinero con el compromiso por parte de quien lo recibe de devolverlo en un corto espacio de tiempo junto con los intereses pactados en el momento de contratarse, está llevando a confundir créditos rápidos con los préstamos (incluso por parte de varios “especialistas” en el sector financiero en diversos programas de televisión en los cuales intervienen como contertulios).
Existiendo una serie de notas o características que nos pueden definir si estamos ante un préstamo o un crédito inmediato.

Criterios de distinción entre Préstamo y Crédito urgente

  • Cantidad de dinero objeto del contrato
  • Exigencia de requisitos para la aprobación de la entrega de dinero
  • Facilidades y flexibilidad para devolverlo
  • Plazo máximo para devolver el dinero prestado
  • Exigencia o no de explicar el destino del dinero

La cuantía del crédito rápido oscila entre los 50 y los 1.500 euros dependiendo con la entidad financiera que contrates, siendo el límite máximo establecido menor para los nuevos clientes que para los clientes recurrentes de las compañías crediticias.
La exigencia, a nivel genérico, de los requisitos para solicitar un microcrédito son pocos, principalmente facilitar datos personales (nombre, apellidos, número de móvil y cuenta de correo electrónico), los datos de una cuenta bancaria que es dónde te ingresarán el dinero y en muchos casos conceden prestamos rápidos sin nómina ni aval por lo que el conseguir dinero inmediato está al alcance de la mayor parte de la población, incluso hay algunas empresas que conceden créditos a aquellas personas que figuran en alguno de los listados de deudores como Asnef (gestionada por la empresa Equifax)
Un crédito urgente se caracteriza por su flexibilidad para devolverlo, pudiendo devolver la cantidad prestada con anterioridad a la fecha pactada como vencimiento así ahorrándote una buena cantidad de dinero en concepto de intereses.
Otro rasgo que caracteriza a los microcréditos frente a los préstamos rápidos es que se deben devolver en un corto espacio de tiempo, normalmente en torno a los 30 días (en el momento del contrato se señala la fecha exacta y de no cumplir con dicho plazo se incurrirán en gastos de mora y penalizaciones.
Y por último, la solicitud de los créditos rápidos online no necesita estar acompañada de una justificación en qué se va a emplear el dinero solicitado.
En contraposición a lo dicho hasta ahora, los préstamos, en su sentido estricto conceptual, se caracterizan por la entrega de un dinero de elevada cuantía , a devolver en un plazo de tiempo muy amplio (meses o años), que para su concesión se exigen gran cantidad de papeleo y justificaciones en qué se va emplear el dinero (normalmente adquisición de vivienda o vehículo) y que en todos casos se requiere la justificación de la obtención de ingresos regulares en forma de nómina o incluso la presentación de avales que garanticen la devolución del dinero prestado. En conclusión te puedo decir que cuando alguien te hable de préstamos rápidos sin nómina ni aval realmente se está refiriéndose a créditos rápidos tramitados vía online y de pequeña cuantía económica.

[Total:2    Promedio:5/5]