Créditos Rápidos – ¡Que no te estafen!

Créditos rápidos : en estas páginas consejos y experiencias para evitar caer en estafas…

Informaciones sobre los créditos personales

Una oportunidad que aprovechar, un proyecto de larga duración, ganas de viajar… Cualquiera puede enfrentarse a una necesidad de dinero que supere sus recursos inmediatos: el préstamo personal es una solución que tiene muchas ventajas. Es un mecanismo muy sencillo y tiene la ventaja de poder utilizarse libremente en condiciones claramente definidas en el momento de la firma del contrato.

¿Qué es un préstamo personal?

Se trata de un crédito al consumo y, a diferencia del crédito asignado, su uso no requiere una prueba de derecho; por lo tanto, puede utilizarse para todo tipo de proyectos privados: la compra de un cine en casa, el amueblamiento de una nueva habitación en el hogar, unas vacaciones especiales, etc. También puede utilizarse para cubrir un descubierto temporal, ya que es más barato que los agios.
Se trata, pues, de un préstamo accesible que permite superar una dificultad temporal o realizar un proyecto libremente determinado por el prestatario.

Simplicidad y flexibilidad del crédito personal
El importe prestado oscila entre 500 y 21.500 euros para un periodo generalmente limitado a 60 meses. Previa verificación de la solvencia del prestatario, se elabora una propuesta de crédito en la que se especifica una serie de datos: importe concedido, duración del crédito, tasa anual equivalente, coste total del crédito, etc. El préstamo personal puede devolverse anticipadamente: en el contrato se establecen las condiciones y las posibles indemnizaciones. Por último, el prestatario tiene 14 días para retractarse si cambia de opinión después de firmar el contrato.

Un dispositivo tranquilizador

El préstamo personal es un préstamo amortizable: cuando se devuelven los intereses y el capital según el calendario previsto en el contrato, el compromiso del prestatario finaliza. Y sobre todo, como el tipo es fijo, no hay sorpresas desagradables: el prestatario sabe a qué atenerse durante toda la duración de su compromiso. La cantidad prestada se paga al prestatario, que la utiliza en total seguridad.

Para hacer frente a las diversas circunstancias de la vida, el préstamo personal ofrece una solución rápida, accesible y segura. En cambio, para comprar un coche o realizar obras en casa, es preferible recurrir a préstamos asignados más adecuados a este tipo de proyectos.

marcelo

Volver arriba