Créditos Rápidos – ¡Que no te estafen!

Créditos rápidos : en estas páginas consejos y experiencias para evitar caer en estafas…

Cómo construir un historial de crédito impecable

En los primeros días de nuestra vida, a todos se nos expide un certificado de nacimiento que se convierte en el primer documento del montón que vamos a coleccionar durante nuestra vida. A los certificados de nacimiento les siguen los pasaportes, luego los certificados de graduación y los diplomas de colegio o universidad. Alcanzar la mayoría de edad conlleva, entre otras cosas, la responsabilidad no sólo de la propia carrera profesional, sino también de las decisiones financieras que se reflejan en el historial crediticio. En otras palabras, el historial crediticio es un anuario de las obligaciones financieras de uno, que leen los bancos, las empresas de leasing u otras instituciones para asignarte a las categorías de clientes fiables o menos fiables y decidir si están dispuestos a aceptarte un crédito.

Sin crédito sin historial crediticio

Según las encuestas, más de la mitad de la población adulta de Lituania es usuaria activa de créditos para financiar la compra de inmuebles, vehículos, electrodomésticos, muebles, ordenadores, teléfonos, etc.

Para obtener un crédito, hay que solicitarlo a los bancos o a las empresas de leasing. En primer lugar, examinan su historial crediticio, que muestra el grado de cumplimiento de nuestras obligaciones financieras en el pasado, incluida la constancia de los pagos puntuales de la electricidad, los servicios de telecomunicaciones o la retirada de la basura, así como el reembolso puntual de otros créditos y cualquier deuda atrasada.

Un buen o mal historial crediticio determina si te aceptarán un crédito para comprar una nevera nueva en lugar de una vieja rota, si los vendedores aceptarán venderte un teléfono nuevo sólo después de firmar un acuerdo de pago a plazos durante los próximos dos años. Si el historial crediticio es sólido, puedes esperar las condiciones más favorables y la confianza del vendedor. Un mal historial crediticio significa que puedes tener que pagar todo el importe de una vez.

Un historial de importes y disciplina

El historial de crédito refleja dos tipos de información. La primera es una relación de obligaciones financieras, créditos en los bancos, préstamos al consumo de entidades de crédito o plataformas de préstamos entre particulares, leasing, etc. Los prestamistas utilizan esta información para evaluar la suficiencia presupuestaria del cliente, es decir, el porcentaje de ingresos que se destina al servicio de las deudas existentes. El segundo tipo de información es el historial de reembolso de las deudas, que indica la disciplina a la hora de realizar los pagos de los créditos, el teléfono móvil, Internet, la televisión por cable y otras facturas.

Los bancos prefieren un historial de crédito positivo en lugar de vacío

A menudo se pregunta al personal de la oficina de crédito qué es un buen historial crediticio. Uno puede pensar que los prestamistas favorecen a quienes nunca han tenido un préstamo, un leasing o una tarjeta de crédito, y nunca han retrasado los pagos a los proveedores de servicios, por lo que su historial crediticio está vacío. Sin embargo, el enfoque de los prestamistas es diferente. Por un lado, un historial crediticio vacío puede indicar que no ha tenido necesidad de pedir un préstamo o de comprar en régimen de leasing en el pasado. Por otro lado, ¿quién es más digno de confianza: un cliente que ha devuelto su arrendamiento o préstamo a tiempo, o una persona que nunca ha tenido obligaciones financieras? Una encuesta realizada por «Mano Creditinfo» reveló que los bancos tienden a ser más favorables a los clientes que tuvieron obligaciones financieras en el pasado, ya que son más previsibles.

Las instituciones financieras tienden a confiar en los clientes con un buen historial de crédito y les ofrecen mejores condiciones, como un pago inicial más bajo, un tipo de interés más bajo y plazos de amortización más flexibles. Por ejemplo, el Instituto de Finanzas de Swedbank anunciaba anteriormente que un buen historial crediticio puede ahorrar hasta varios miles de euros en intereses en los préstamos hipotecarios. Un buen historial crediticio le ahorrará hasta 500 euros en un préstamo para un coche de 5.000 euros, o hasta 1.700 euros en el arrendamiento de un coche de 10.000 euros.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

marcelo

Volver arriba