Con precios a la baja y las tasas de préstamos en ocasiones interesantes, las condiciones de compra pueden ser más interesantes que en el pasado. Aquellos que decidan comprar disponen de un amplio abanico de bienes y ventajas que quedan intocadas en estos tiempos de crisis.

Poner varios bancos en competencia

Un problema es que las condiciones de concesión de un crédito inmobiliario se han endurecido últimamente. A pesar de ello, aquellos que compran por primera vez no tienen que dudar en poner en competencia varios bancos. Esta etapa de enfrentamiento de bancos es primordial y te permitirá ahorrar unas sumas importantes de dinero.

Durante esta etapa el banquero estimará la suma, la duración y la mensualidad del préstamo en función de la tasa de endeudamiento de la persona, de sus ingresos, bienes y aportación personal. Es importante informarse debidamente para lanzarse a ello (lectura recomendada: 10 consejos para pedir un crédito inmobiliario), e incluso consultar un profesional para beneficiar de la mejor oferta de financiación.

Solicitar la ayuda de un notario

Una vez la estimación del presupuesto está hecha, empieza a buscar el bien inmobiliario con el que sueñas. No dudes en consultar un notario pues este puede disponer de un servicio de negociación. También podrá ofrecerte valiosos consejos y orientarte para no tener malas sorpresas durante la transacción (consejos jurídicos, consejos en términos de elección de la propiedad, etc...)
Antes de cualquier firma, consulta tu notario para que este compruebe todas las características de la propiedad que te interesa: reglas de urbanismo, deudas, diagnósticos técnicos, etc... Te indicará cual es la mejor solución a nivel jurídico y fiscal para realizar tu compra en función de tu situación.

[Total:4    Promedio:4.5/5]